07 enero 2016

TIENEN QUE DECIDIRSE



TIENEN QUE DECIDIRSE


 Padecen las personas por sus ambigüedades miserables, por su desamor y egolatría, por su orgullo delirante.

 No quieren en verdad amar a Dios y satisfacerlo, solo y siempre piensan en sí mismas.

 Están mas que preocupadas por sí, se encuentran desesperadas, son inútiles histéricas insoportables perdidas en la inconsistencia de su ser contradictorio infernal.

 Han perdido toda coherencia, son caprichosas que no saben ni lo que quieren, solo miran lo que se les antoja y así es como se autodestruyen.

 Permanecen fuera de la realidad encerradas en sus delirios orgullosos empeñándose como histéricas infernales en saciar su ego sin límite, sin ver que están arruinándose, autodestruyéndose.

 Están como quieren, padecen como no quieren porque hacen lo que quieren prescindiendo de Dios y queriendo pasar por el mundo como si Dios no existiera.

 Si no se deciden por Dios ahora, no podrán seguir, la situación se va a agravar de tal manera que se perderán.

 Por ello es que Dios mismo las llama, advierte, despierta, les pide que se definan, por su propio bien.

 Si no eligen a Dios ahora, pronto no podrán hacerlo, se impondrán las tinieblas, prevalecerá la oscuridad y el infierno hará prevalecer su imperio reclamando poder y autoridad sobre las almas.

 Todas aquellas que no se hallan definido por Dios verdaderamente serán arrastradas por los demonios al infierno de ausencia de Dios, a las abominables tinieblas infernales que se impondrán sin remedio, salida o solución en todo el mundo.

 Es el momento en el que las personas van a tener que decidir si es que desean tener fe o no, si no quieren tener fe verdaderamente, quedarán con la falsa fe que ofrece satanás en el mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario