07 enero 2016

ENGAÑAN A LOS FIELES, DESVÍAN LAS RELIGIONES



ENGAÑAN A LOS FIELES, DESVÍAN LAS RELIGIONES


 La vida es una sucesión de etapas en las que tenemos que optar por Dios o contra Él.

 Elegir a Dios es buscarlo, discernir Su Voluntad, obedecerlo, seguirlo, colaborar en el triunfo de Su Voluntad en nuestra vida.

 Elegirse a sí mismo, ser fiel a sí, preocuparse constante e inútilmente por sí mismo, dedicarse a satisfacer el ego o a defender la imagen, es estar en contra de Dios.

 Las personas seducidas, encantadas y manipuladas por la serpiente infernal consideran que es bueno, justo, urgente y necesario elegirse a sí mismas.

 Como no tienen voluntad de amar a Dios, pueden ser fácilmente engañadas y manipuladas por el enemigo infernal, pueden elegirse a sí mismas, la falsa imagen de sí mientras que creen que eligen a Dios.

 Así es como caen en el engaño de las sectas infernales disfrazadas o enmascaradas de religiones.

 Son sectas porque no disciernen la Voluntad de Dios y no lo obedecen, porque no colaboran en la salvación de la almas.

 Se comportan como empresas, compañías transnacionales, solo quieren fieles clientes o clientes fieles para el producto que venden, eso que llaman ‘culto’, ‘religión’, ‘espiritualidad’.

 No han elegido a Dios, no han discernido su Voluntad, no lo obedecen, se dedican a asuntos terrenos, mundanos y generalmente no santos.

 Tienen parte en el tráfico de armas, drogas, órganos, personas, influencias, etc., como en muchos negocios financieros oscuros, especulativos e infernales.

 No se dedican a Dios, no se dedican a salvar almas, se dedican a lo mundano, terreno e infernal.

 Las personas ególatras miserables y viciosas han corrompido las religiones desviándolas, engañando a los fieles de buena voluntad, formando corporaciones y llevando todo a una horrenda similitud con la edad media.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario